Factura y tarifa plana

Factura y tarifa plana

La factura y tarifa plana de la luz es el reflejo económico de las instalaciones y como tal, será el primer encargado de evaluar nuestro trabajo. Todo el trabajo que realizamos en una instalación, tiene un objetivo claro en la factura, buscar el mayor ahorro, que la facturación sea la mínima posible. Vano es nuestro trabajo si no conseguimos una reducción clara en la factura de la luz, una reducción sin “peros” en la que no haga falta más explicación…
Para el usuario de nuestros servicios, el mejor modo es fijar una tarifa plana, es decir, se define un importe fijo mensual que incluya nuestros servicios y la factura de la luz, de modo que el usuario nunca pague más de ese importe fijado en la tarifa plana. Sin regularizaciones a final de año, ese importe será fijo.
Al hablar de ahorro económico en la factura de la luz y al hacer una propuesta de tarifa plana, buscamos la factura del menor importe posible, sin perder calidad en el funcionamiento de las instalaciones. En la propuesta de tarifa plana que hacemos después del estudio, buscamos e intentamos que desde el primer día el usuario se beneficie de un ahorro significativo, sin que tenga que ningún gasto en la mejora de las instalaciones, ni por la auditoria energética ni los servicios de mantenimiento.
Top